La tecnología puede aportar autonomía y capacidad para mejorar la vida cotidiana de muchas personas. Y hoy, queremos compartir con vosotros un proyecto británico que se aproxima al sueño de personas con discapacidad paralítica: viajar por el mundo.

Stuart Turner ha creado el primer drone que funciona con el movimiento de los ojos y la cabeza, utilizando las Google Glass. Turner, especialista en inteligencia artificial del condado de Yorkshire, sufre una discapacidad que reduce altamente su movilidad y con su proyecto espera poder ver el mundo sin salir de su dormitorio. «En realidad viajo sin levantarme de mi silla de ruedas», dice Turner. El proyecto se está desarrollando junto la Universidad de Brown, en Estados Unidos.

El drone que se ha utilizado es el ParrotAR.Drone, uno de los vehículos aéreos más económicos del mercado, y en la conferencia Wured 2014 de Londres se realizó la primera demostración; mientras los espectadores contemplaban en drone en Londres, Turner lo controlaba desde casa. A continuación podréis ver el vídeo del momento de prueba.
Existen drones de diferente tamaño, velocidad, peso, autonomía… todos ellos cumpliendo funcionalidades diferentes pero trabajando en un mismo objetivo: mejorar la calidad de vida de las personas.

Link al vídeo

Fotografía: Dan Rowlands, Mercury Press